NOTARIOS

José Ramón Castro Reina
Manuel Ignacio Cotorruelo Sánchez

El Real Decreto 233/2013, de 5 de abril, regula el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas, 2013-2016. Dividiremos nuestro estudio en dos partes:

1.- Novedades respecto de plantes precedentes.

2.- Programas que contempla.

Notaría Castro Cotorruelo: El nuevo plan de viviendas estatal

En esta primera entrega analizaremos las novedades más importantes introducidas, que podemos sintetizar en las siguientes:

1.- A diferencia de los anteriores planes, no fomenta el acceso a la propiedad de la vivienda, sino el mercado de alquiler, la rehabilitación de edificios y la regeneración y renovación urbanas.

2.- Establece los requisitos generales que en adelante habrá de reunir las viviendas para ser calificadas de viviendas protegidas, sin perjuicio del mantenimiento del régimen de las distintas viviendas protegidas ahora existentes. Así, se considerará vivienda protegida, a los efectos de lo establecido en la normativa estatal, toda aquella que cuente con la calificación correspondiente de las Comunidades Autónomas y Ciudades de Ceuta y Melilla, por cumplir los requisitos de uso, destino, calidad, precio máximo establecido (tanto para venta como para alquiler) y, en su caso, superficie y diseño, y, en todo los siguientes requisitos generales:

– Deberá destinarse a residencia habitual y permanente del propietario o del inquilino.

– Ha de tener un precio máximo de venta o de alquiler.

– Disponer de una superficie útil máxima de 90 m2, sin incluir, en su caso, una superficie útil máxima adicional de 8 m2 para trasteros anejos y de otros 25 m2 destinados a una plaza de garaje o a anejos destinados a almacenamiento de útiles necesarios para el desarrollo de actividades productivas en el medio rural.

3.- Ofrece nuevas posibilidades de cambio de calificación de «vivienda protegida en venta» a «vivienda protegida en alquiler» y viceversa y de descalificación.

La recalificación no afectará al préstamo convenido, otorgado en su día y no legitimará la obtención de nuevas ayudas estatales.

La descalificación podrá tener lugar, excepcionalmente, durante el plazo máximo de tres años, respecto de las viviendas protegidas de nueva construcción o procedentes de la rehabilitación y destinadas a la venta, siempre que:

– hayan transcurrido al menos seis meses desde su calificación definitiva.

– hayan sido sometidas al procedimiento de selección de adquirentes o adjudicatarios correspondientes y haya resultado desierto aquél, como mínimo en un 80% del total de las viviendas.

– se hallen situadas en un ámbito territorial específico en el que pueda acreditarse con datos objetivos y de manera fehaciente, que existen suficientes viviendas procedentes de la promoción libre, de similares características, tamaño y precio, terminadas en los últimos dos años, y sin vender.

La resolución de recalificación de «vivienda protegida en venta» a «vivienda protegida en alquiler» o descalificación deberá acordar lo que corresponda en relación con la devolución, en su caso, de las ayudas estatales percibidas. Dentro de éstas estarán, en todo caso, la totalidad de las ayudas económicas directas percibidas, el importe de las bonificaciones y de las exenciones tributarias y los intereses legales correspondientes a ambas.

La resolución de recalificación de «vivienda protegida en alquiler» a «vivienda protegida en venta» solo exigirá la devolución parcial de las ayudas económicas estatales recibidas de conformidad con las siguientes reglas;

– Se devolverá la parte proporcional de la subvención recibida correspondiente a los años de calificación en régimen de alquiler, no cumplidos.

– Se dejará de percibir la subsidiación al préstamo convenido, desde la fecha de la modificación de la calificación y no procederá devolución alguna de las ayudas estatales de subsidiación al préstamo, recibidas con anterioridad a dicha fecha.

4.- Permite la ampliación del periodo de carencia (hasta diez años) y la interrupción del de amortización (hasta tres años) de los préstamos a promotores de viviendas protegidas destinadas a la venta o alquiler en aplicación de los Planes Estatales, que se encuentren a la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto en periodo de amortización del capital.

5.- Señala como límite temporal para la concesión de las ayudas reguladas en el Plan el 31 de diciembre de 2016.

6.- Reduce el plazo exigido de periodo de amortización para supuestos de adquirentes en situación de desempleo que precisen una interrupción temporal del pago de las cuotas del préstamo hipotecario de tres anualidades a una.

La semana que viene continuaremos con la segunda parte del post, hasta entonces puedes seguir toda la información del sector notarial en nuestra cuenta de twitter.

Más información sobre este tema en: El nuevo Plan Estatal de viviendas (II)

Fuente Imagen | Enrique Urruti