NOTARIOS

José Ramón Castro Reina
Manuel Ignacio Cotorruelo Sánchez

PRESTACION SERVICIO NOTARIAL DURANTE EL ESTADO DE ALARMA DERIVADO DE LA CRISIS SANITARIA DEL COVD-19

Tras la declaración del estado alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionado por el COVD-19 efectuada por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo y conforme la Instrucción de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública de 15 de marzo de 2020:

1º.- El servicio público notarial es un servicio público de interés general cuya prestación ha de quedar garantizada en todo el territorio nacional.  Excepción hecha de supuestos de enfermedad y los establecidos en la legislación notarial, el notario no puede cerrar el despacho notarial al tener carácter de oficina pública.

2º.- Solo será obligatorio atender aquellas actuaciones de carácter urgente, así como las que determine el Gobierno. El notario se abstendrá de citar a interesados para actuaciones que no revistan dicho carácter.

3º.– En todo caso, el interesado que considere urgente una actuación notarial deberá contactar por teléfono (los nuestros son 956287411 y 956287550) o en lo posible presentar telemáticamente un escrito (en nuestro caso, a los correos micotorruelos@correonotarial.org, jrcastro@correonotarial.org o a cualquiera del resto de los que aparecen en esta página web o a la propia área de contacto de la misma) en el que deberá indicar sus datos de identificación, incluido teléfono, así como la actuación notarial demandada.

4º.- Si la actuación requerida por el interesado fuera urgente, la prestación del servicio público notarial se sujetará a las siguientes medidas:

  • a) De conformidad con el artículo 7 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, no se admitirá el acceso a la notaría a nadie distinto del propio interesado y conforme a la legislación notarial otros intervinientes como interpretes o testigos.
  • b) La actuación notarial se desarrollará exclusivamente en la oficina notarial. En cualquier caso, esa actuación notarial se extenderá el tiempo imprescindible, como medio de garantizar la finalidad expuesta en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
  • c) El interesado que acuda a la notaría lo hará en el día y hora indicado por el notario, para lo que deberá acudir a la misma con aquellos medios de autoprotección que garanticen la seguridad sanitaria.
  • d) En la notaría, tanto el personal de la oficina pública notarial, como el notario adoptarán las medidas de separación y alejamiento físico recomendadas por las autoridades.

La Notaría

La Notaría es un despacho profesional que a diario trata y resuelve de manera continua las necesidades jurídicas planteadas por los ciudadanos. Éstas pueden ser de muy diversa índole, pero en la mayoría de los casos tienen naturaleza civil o mercantil y están referidas a momentos importantes de la vida cotidiana de cualquier persona.

En la Notaría:

  • se prepara la documentación necesaria para un proceso de adopción;
  • se formaliza una emancipación antes de la mayoría de edad;
  • se regula en capitulaciones matrimoniales el régimen económico del matrimonio o se acuerdan las consecuencias jurídicas y económicas de una relación de pareja;
  • se adoptan las decisiones económicas y financieras más importantes de una persona como la compra de una vivienda o la constitución de una empresa que sea el principal sustento vital;
  • y también, se organiza la sucesión a través de testamento.

En esta web, que no tiene finalidad comercial, encontrará información detallada de todos los asuntos que pueden ser objeto de su visita en cualquier Notaría de España.

Para el desarrollo de esta labor profesional, el despacho organiza un equipo de personas dirigido por un Notario que es la figura que lo caracteriza y diferencia de los de otros profesionales del derecho por su condición añadida de funcionario público. Esta dualidad en la figura del Notario explica que, como profesional del derecho el Notario asesore de manera imparcial a sus clientes y les aconseje los medios jurídicos más adecuados para el logro de los fines que se proponen alcanzar, elaborando, creando y redactando el documento; y que, como funcionario público, controle la legalidad del acto o negocio en el que interviene, que por su actuación adquiere especiales efectos legales de fehaciencia, fuerza ejecutiva y seguridad jurídica, es decir, no hay que demostrar nada para exigir que se cumpla lo pactado en el documento notarial.

También el Notario tiene encomendada por el Estado la guarda de todos los documentos que autoriza y su retribución se fija también por el Estado, a través de un arancel único para toda España. Esta forma de retribución y el derecho que cualquier ciudadano tiene a elegir libremente al Notario garantizan su imparcialidad como pieza fundamental del sistema.

Enlaces de interés

Le presentamos un listado de enlaces con información que puede serle de utilidad.